• Arely Rivera Ruiz del Hoyo

Bebés Arcoíris

El eterno duelo

Los bebés arcoiris son los que nacen después de la pérdida de un hijo anterior ya sea por un aborto durante el embarazo o su partida poco tiempo después del parto.🌈

Se les llaman arcoíris porque logran alumbrar el cielo después de una inesperada tormenta llena de truenos y nubes grises.🌪⚡️🌫


Siempre tuve la sensación de que era niña, así que decidí llamarla María Roberta.👧

Todo era color de rosa, como en Disney, éramos Roberto y yo, jóvenes, felices, viajeros.

Ese verano decidimos irnos a Cuba y pues Cuba, mojitos🧉, playa🌴 y calor, cuando regresamos sentía muchos ascos, estaba inapetente, me dolía la cabeza y recuerdo que en el trabajo me dijeron: no estarás embarazada? Y mi respuesta fué: claro que no, es imposible(si, como no 🤣).


El caso es que dije, pues me haré una prueba por si las flyes (nunca me había hecho ninguna prueba) y OH! Sorpresa… aparecieron dos rayitas rojas en medio del dispositivo.


Lo primero que recuerdo haber sentido fue mucha felicidad, demasiado miedo y exceso de nervios.

En la noche llegó Robert de trabajar y obviamente no hice nada elaborado porque moría de ganas de contarselo y literal se acostó, prendió la tv y le dije: qué crees? y saque la prueba y me miro con cara de what?! es enserio?, y ahí comenzó lo que debió de haber sido el camino más dulce y alegre pero que en realidad fué el más amargo y doloroso que jamás había vivido.


Nuestro mundo rosa de Disney se convertiría en la parte del rey león en donde Scar lanza a Mufasa del precipicio (si soy fan de disney).


Recuerdo haber ido ese fin de semana a Mérida porque era la graduación de una de mis hermanitas, entonces decidimos hacer unas bolsas de papel en donde adentro habían pompones rosados y azules, entonces le entregamos una bolsita a cada uno de los miembros de nuestras familias.


Dentro de esas bolsitas habían letreros que decían: "vas a ser abuelo" "vas a ser abuela" "vas a ser tía".


Era la primera nieta y sobrina, tanto de mi lado como del lado de Robert y bueno, ya se imaginaran la felicidad y alegría, incluso recuerdo que mi papá lloró (es bien chechón igual que yo).

Regresamos a cdmx (aquí vivimos) a nuestra primera consulta con el ginecólogo, llenos de alegría, de felicidad y deseosos de ver por primera vez a nuestra bebé (para eso ya tenía 8 semanas de gestación), cuando derrepente escuchamos la frase mas horrenda de nuestras vidas:

"No se escucha latido"


En ese momento, volteé a ver a Robert y recuerdo haber sentido un ardor recorriendo todo mi cuerpo.


Me vestí, me senté en la silla del consultorio y recuerdo que el doctor nos dijo: "es normal, esto es muy común, tenemos que hacer un legrado"


Me quedé helada y recuerdo que ni siquiera pude tomar el teléfono para contárselo a nuestras familias, Robert tuvo que hacerlo. Ahora pienso... que valor, como si esa niña sin vida dentro de mí no fuera igual de él, como si él no hubiera estado sintiendo el mismo dolor que yo.

Llamadas diciendo que todo estará bien, que todo pasa, que ya habrá tiempo para volverme a embarazar (como si un bebé sustituyera a otro) pero las palabras que más me marcaron fueron las de mi suegro: "No hay peor despedida que la que nunca planeamos, estamos con ustedes".


Ahora que lo veo en retrospectiva pienso: Nadie te prepara para este tipo de situaciones e incluso no creo que haya preparación para esto.


Los días pasan, los meses pasan, incluso los años y el duelo, el enojo y la culpa no se van.


Habré hecho algo para que suceda? Por qué a nosotros? y si me embarazo y me vuelve a pasar? Preguntas sin respuestas que te dejan con sentimientos que el tiempo nunca cura, pero que al final, bajo esa tormenta que vive dentro de nosotras, aprendes a ponerte el impermeable, las botas de lluvia, agarras el paraguas y aceptas, HONRAS e incluso aprendes a vivir con la esperanza de que algún día o en otra vida, me volverás a elegir como mamá.👩🏻‍🍼


No hubieron fotografías ni te pude abrazar nunca, pero te imagino y ahora puedo decir que cada vez que lo hago son más las sonrisas y menos las lágrimas.


Dedicado a tod@s es@s angelotes que nos regalaron instantes de infinita felicidad, en especial a María Roberta y Pochi, mi bebé arcoíris.👼🏼👶🏻🌈

15 vistas